Durante casi un año estuve al frente de las redes sociales de una organización sin ánimo de lucro, coordinando un grupo de voluntarios y gestionando los contenidos que se publicaban en los diferentes perfiles.